De la sociedad agrícola a la hipertecnificada: China – Jorge David Cortés Moreno

China Agrícola - Jorge David Cortés Moreno

China Agrícola – Jorge David Cortés Moreno

Por: Jorge David Cortés Moreno

 

Los libros de texto en los niveles básicos de Occidente casi siempre se referían hace algunos años a China como un enorme campo de cultivo, apenas aceitado por unas fábricas y maquiladoras.

El escenario ha cambiado sustantivamente desde aquél momento en que Deng Xiaoping comenzó a despertar al gigante –a finales de los setenta- con algo que bautizó como “Politica de Puertas Abiertas” que no era otra cosa que una apertura comercial sin algún viso de apertura política; como se sabe, la idea de Xiaoping comenzó a tomar fuerza con aquellos “Planes quinquenales” que eran una especie de planeación económica a mediano plazo y que a la vez que permitía el control absoluto de la nación en sus dineros, daba la oportunidad de incrementar su comercio al exterior: poco a poco, el esfuerzo dio dividendos al saltar sus exportaciones en cinco años, de 140 mil millones de dólares registrados en 1998, a los 438 mil millones que se contabilizaron en el 2003.

«En sólo 5 años hicieron saltar sus exportaciones, de 140 mil millones de dólares a 438 mil millones de dólares»: Jorge David Cortés Moreno

El delirio cobra fuerza si se observa su raquítica deuda externa, que contra todo pronóstico sigue reduciéndose en lugar de incrementar. Y no hemos visto nada; decenas de ramas industriales, comerciales y de servicios en China ni siquiera han despertado; el discurso latinoamericano de las PYMES es –por decirlo suavemente- un asunto sin mayor relevancia mediática en aquella nación, pero suficientemente fuerte como para mantener el consumo interno en tal vigor que permite el crecimiento de una clase media con recursos suficientes para alimentar a ese elefante sin saciar lo que conocemos como economía de mercado, aunque los chinos insistan en que se llama de otra forma: “gestión eficaz de la economía”, es el término oficial.

«Los chinos ofrecen un crecimiento del PIB del 11 por ciento con 1,20 de alza de precios al consumo» – Jorge David Cortés Moreno 

El Estado apenas demostró su capacidad para mantener el crecimiento con un desafío monumental hace algunos años: el SARS, esa pesadilla biológica que aterrorizó y desplumó a Europa en el 2003; sin hacer gestos, el gobierno chino mantuvo una disciplina férrea en el control de la enfermedad y contra toda lógica siguió enviando sus productos a distintas partes del mundo. Por supuesto, tal capacidad de respuesta no fue bienvenida en los mercados internacionales, por lo que al combinarse con el producto chino sin garantía, ineficiente pero baratísimo hace algunos años.

A la vez que China es sujeto de fortísimas acciones arancelarias y no arancelarias, ha incrementado de forma increíble su inversión extranjera; lo mismo han llegado armadoras de carros baratos que fábricas de tortilla mexicana o toda suerte de plantas petroquímicas.

Y como mencioné en el artículo anterior «China: la más grande antilógica social: Jorge David Cortés Moreno» resulta difícil entender cómo es que la economía china se mueve con un peso político y social tan increíblemente complejo.

«China se presenta en el siglo XXI como la referencia económica planetaria» : Jorge David Cortés Moreno

Puedes encontrar más información de Jorge David Cortés Moreno en Google+

Jorge David Cortés Moreno Acerca de: Jorge David Cortés Moreno
Académico, consultor experto en comunicación política.

Comentarios recientes